Washington Monument

Washington MonumentWashington Monument es un obelisco de grandes proporciones situado en la capital de Estados Unidos. Es un monumento conmemorativo al primer presidente de los Estados Unidos y líder del revolucionario Ejército Continental, George Washington. Ganó la independencia del país luchando frente a los británicos en la Guerra de la Independencia.

En 1884, el monumento se convirtió en la estructura más alta del mundo. Tiene una altura de 169 metros y 14 centímetros. Casi en la cúspide tiene un mirador al que la gente puede subir mediante ascensores. Se construyó a base de mármol, granito, piedra arenisca y acero. Lo diseñó Robert Mills, que nunca llegó a ver la obra terminada. Hubo grandes problemas de dinero por culpa de la Guerra Civil estadounidense.

Como nota curiosa, a partir de los 50 metros de altura se nota un cambio de color en la construcción. Se cambió el tipo de mármol que se empezó a usar y no se pudo evitar esta diferencia. Además, en origen se pensaba construir una columnata en la base pero nunca se llegó a realizar.

En la actualidad, es uno de los edificios más representativos de la capital. Mucha gente se acerca a verlo y otros se atreven a subir hasta lo más alto para ver la ciudad a vista de pájaro.

Visitar Washington Monument

Es posible subir hasta el mirador que se encuentra a 150 metros de altura. Las opciones para comprar las entradas son dos: en taquilla o por internet. Las ventajas de comprar online es que no hay que hacer cola, algo casi inevitable en taquilla. Además, corremos el riesgo de no encontrar entradas para el día de nuestra visita. Por lo tanto, es aconsejable hacer la compra de manera previa. El precio de la entrada es de un dólar nada más.

La taquilla abre a las 8:30 de la mañana pero se puede empezar a hacer cola antes. Hay que tener en cuenta que la cola suele quedar expuesta al aire libre. Eso puede ser un problema tanto en verano como en invierno, ya que el clima es extremo. Además, hay que tener en cuenta que el monumento se puede cerrar en función de las condiciones climáticas. No se aconseja la visita a aquellas personas que sufran vértigo o claustrofobia.

Para llegar hasta Washington Monument, se puede optar por el metro, parando en Smithsonian Station. Hasta allí llegan las líneas azul, naranja y plata. También se puede ir en autobús, parando en la calle 14 con las líneas 16E y 52. La línea 630 para en Constitution Avenue, al norte del monumento.

Centrar mapa

Los comentarios están cerrados.